Un blog de Santiago Mena Sáez
(benalsanti@hotmail.com)

viernes, 1 de julio de 2011

A bordo del R-11 Príncipe de Asturias.

Atracado en el dique de levante del puerto de Málaga, el buque de la Armada Española
R-11 Príncipe de Asturias, pudo ser visitado el 28 y 29 de Mayo pasado por cientos de
personas que se acercaron al puerto de la capital de la Costa del Sol.
Para acceder al interior de este portaaviones, que cuenta con una eslora de 195,90
metros, una manga de 24,30 metros y un calado 9,40 metros, había que subir por la
pasarela que daba acceso a la cubierta inferior, donde se encuentra el hangar.

Pasarela de acceso al interior del R-11 Príncipe de Asturias.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Una vez dentro se pudo apreciar de cerca gran parte del material militar que se utilizó
en el simulacro de desembarco y posterior rescate de rehenes que se llevó a cabo en la
mañana del sábado 28. Las neumáticas Supercat estaban sobre sus carros perfecta-
mente estibadas y sobre una mesa se encontraban desplegadas las armas ligeras que
utilizan los miembros de la Armada.


Las neumáticas Supercat perfectamente aseguradas en el hangar.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Desplegadas sobre la mesa material utilizado por la Armada.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Armamento ligero expuesto durante la visita al buque.
(Clickar en la imagen para aumentarla)


El R-11 Príncipe de Asturias que tiene un desplazamiento en vacío de 13.400 toneladas,
puede llegar a las 17.188 toneladas a plena carga. Esta carga está principalmente com-
puesta por aeronaves y su armamento. Dentro del hangar estaban algunas de estas aero-
naves, entre las que se podía observar a un helicóptero Sirkosky SH-3 Sea King, un
Augusta Bell AB-212 y dos aviones AV-8B Harrier II Plus.

Imagen de uno de los AV-8B Harrier II Plus.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Bombas de la serie Mark-80 utilizadas por los Harrier.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

También había en el hangar un Augusta Bell AB-212.
(Clickar en la imagen para aumentarla)


Para finalizar el recorrido por el hangar, se observaba que la sección de popa del mismo
está descubierto, pudiéndose apreciar dos de los cuatro FABA Meroka mod 2A3 CIWS
20mm/210 de los que dispone este buque para su defensa.

Se puede apreciar los dos FABA Meroka en ambas bandas a popa.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

El Meroka, palabra de origen alemán y que significa " cañón multitubo ", es un sistema
CIWS ( Sistema de armamento de proximidad ) o más entendible, un sistema artillero
antimisil/antiaéreo de proximidad. Es una arma defensiva de origen español (FABA-
Navantia) empleada en navíos de combate modernos para defenderse de misiles anti-
buque cuando están a menos de dos kilómetros de su blanco o aviones en proximidad,
en el momento en el que el contacto es inminente y otros recursos defensivos van fallando.

Detalle del Meroka situado a popa en la banda de babor.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Este sistema de la Armada Española consiste en una batería de 12 cañones automáticos
Oerlikon 20/120 de 20 mm, montados en 2 hileras superpuestas de a 6 cañones cada
una. El objetivo es la defensa contra misiles antibuque y otras armas de guiado preciso.
También puede ser usado como arma antiaérea contra aviones y helicópteros, buques,
objetivos costeros y minas flotantes. Están provistos de un radar Lockheed Electronics
PVS-2 Sharpshooter. Este radar fue diseñado para adquirir objetivos a 5000 metros,
permitiendo al Meroka hacer un primer disparo a 1500 metros y la destrucción del
objetivo a 500 metros.

Ya en la cubierta superior se encontraban expuestas el resto de las aeronaves que viajan
a bordo del R-11 Príncipe de Asturias. Esta cubierta superior es la que hace de pista
de aterrizaje y despegue de estas aeronaves. Se encontraban expuestos en esa pista
dos AV-8B Harrier II Plus, situados a popa y proa del buque.

Imagen lateral del Harrier II Plus situado a popa.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

El Harrier es un avión de ataque a tierra V/STOL. Es usado principalmente para tareas
de ataque ligero o polivalentes, y normalmente opera desde portaaviones pequeños,
buques de asalto anfibio grandes y bases de operaciones avanzadas austeras. Aunque
de origen británico, el AV-8B Harrier II fue rediseñado casi por completo por la com-
pañía estadounidense McDonnell Douglas y a partir de los años 90 el proyecto fue
gestionado por Boeing y BAE Systems.

Imagen frontal e imponente de unos de los Harrier II Plus.
(Clickar en la imagen para aumentarla)


El AV-8B Harrier II es un avión de ataque subsónico. Cuenta con un motor turbofán Rolls-
Royce Pegasus con dos entradas de admisión de aire y cuatro toberas orientables de
salidas de gases que se pueden mover de forma sincronizada para conseguir el empuje
vectorial. Tripulado por un piloto, puede alcanzar una velocidad de 1.070 km/h a nivel
del mar. Entre su armamento cuenta con un cañón rotativo GAU-12 Equalizer de calibre
25 mm.También puede ir armado con bombas de racimo CBU-100, bombas de caída
libre de la serie Mark-80, bombas guiadas por laser de la serie Paveway y bombas incen-
diarias Mark 77. Referente a cohetes puede montar 19 CRV7 de 70 mm y en cuanto a
misiles monta 4 AIM-9 Sidewinder aire-aire guiados por infrarrojos y 6 AIM-120 AMRAAM
también aire-aire de medio alcance. Para terminar monta 6 misiles aire-superficie AGM-
65 Maverick.

Imagen de la cabina del piloto del Harrier II Plus.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Estos aviones que lleva el R-11 Príncipe de Asturias a bordo pertenecen a la 9º
Escuadrilla que están basados en la Base Aeronaval de Rota y en este buque de
la Armada.

También se podía contemplar un helicóptero Hughes 369 HM perteneciente a la Sexta
Escuadrilla de Aeronaves de la Armada. Fabricado por la casa Hughes, pasó a la casa
McDonell Douglas Helicopters, siendo actualmente propiedad de Boeing.
Es capaz de operar desde terrenos, tanto preparados como no preparados para despe-
gues y tomas bajo condiciones visuales. Propulsado por una única turbina de 420 CV
tiene esta aeronave una autonomía de dos horas quince minutos, con un techo de
oxígeno de 12.000 pies. Su interior consta de un compartimento para pilotos equipado
con dos asientos, siendo el de la derecha el del Comandante Piloto y otro compartimento
destinado a la carga en el que puede llevar otros dos asientos que se pueden quitar
para llevar objetos o incluso un par de camillas.

  Helicóptero Hughes 369 HM de la 6ª Escuadrilla sobre la cubierta.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Los helicópteros de la Sexta Escuadrilla de Aeronaves realizan una gran variedad de
misiones como pueden ser: aprovisionamiento vertical (VERTREP) sobre cubiertas de
buques, transporte de material/personal entre buques o buques y tierra, observación y
corrección de tiro naval, traslado de enfermos en misión "MEDEVAC", observador
avanzado en una cortina en guerra de superficie, alineaciones de montajes/radares,
patrulla/vigilancia marítima, unidad aérea embarcada a bordo de BCCA´s.

Justo al lado estaba una unidad del Augusta-Bell 212 ASW componente de la 3ª
escuadrilla, la cual está formada por siete helicópteros. Estas unidades comenzaron a
entrar en servicio en 1974. Estos modelos están dotados de un equipamiento electrónico
de navegación y combate muy avanzado, lo que le permite realizar misiones de lucha
antisubmarina, antisuperficie, comunicaciones, transporte, rescate, evacuación médica,
apoyo a la Infantería de Marina e incluso guerra electrónica.

Emblema de la 3ª Escuadrilla sobre el fuselaje de un Augusta-Bell.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

La Tercera Escuadrilla por su versatilidad embarca en casi cualquier buque de la Armada
que disponga de plataforma para helicópteros ( a excepción de los patrulleros de altura).
Ha participado en numerosas misiones donde la Armada Española ha estado presente,
entre las que se encuentran: Iraq, Operación Alfa-Charlie ( ayuda a los damnificados por
el huracán Mitch en Centroamérica ), Operación Allied Harbour ( ayuda a los refugiados
Albano-Kosovares en Albania ), Operación Libertad Duradera ( despliegue en el aero-
puerto de Djibuti ).

 Un Augusta Bell 212 ASW sobre la cubierta del portaaviones.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Entre sus características anotar que puede alcanzar una velocidad máxima de 130 nudos,
tiene una autonomía de 1 hora 50 minutos y puede llegar a una altura de 20.000 pies
( 6.096 metros ). Su dotación cuenta con dos pilotos y uno o dos tripulantes. Como
armamento utiliza 2 lanzacohetes XM 200AB de 2,75", 2 ametralladoras de 7,62 mm y
1 ametralladora de 12,7 mm.

Para terminar el repaso de las aeronaves embarcadas en el R-11 Príncipe de Asturias,
no se debe olvidar al helicóptero Sikorsky SH-3 Sea King. En este buque de la Armada
viajaban a bordo dos de estos aparatos pertenecientes a la Quinta Escuadrilla y con base
en Rota. Este es un helicóptero naval bimotor especialmente diseñado para realizar
misiones de búsqueda, seguimiento y ataque contra submarinos (ASW), también tiene
capacidad de apoyo y rescate (S.A.R) y apoyo logístico.

Imagen de un Sikorsky SH-3 Sea King sobre la cubierta.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Entre sus características generales, destacar que su tripulación está formada por piloto,
copiloto y dos operadores para guerra antisubmarina. Posé dos motores turboeje
General Electric T58-10 de 1400 CV cada uno, con la que puede alcanzar una velocidad
de 270 Km con una autonomía de 1000 Km. Sobre su armamento, lleva torretas y armas
estacionarias en algunos modelos, así como carga nuclear de profundidad ( 2 torpedos
Mk.46/44 antisubmarino.

Imagen del morro donde se aprecian las operaciones realizadas.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Llamaba la atención el adhesivo que lucía el Sikorsky en su morro en las que se
apreciaban las misiones más importantes en las que había participado. Eran las
siguientes: Irak, Unifil, Althea, Haití y Atalanta. Otra cosa que llamaba la atención,
pero esta vez por simpático, era el escudo de la quinta escuadrilla que presentaba
adherido al fuselaje y que hace referencia al apodo con que bautizaron este aparato
los miembros de la armada debido a su tamaño, llamándolo " vaca sagrada ".

" No hay quinta mala " reza la leyenda de la Quinta Escuadrilla.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)


Volviendo al buque de la Armada, destacar lo pequeña que resulta ( en relación al tamaño
del portaaviones ) la estructura que aloja en su interior el primario de vuelo y el puente de
gobierno y que está desplazada a la banda de estribor. Desde el primero se lleva a cabo
la supervisión de todas las operaciones que realizan las aeronaves y que están relacio-
nadas con la pista. Desde el segundo se realizan todas las maniobras que tienen que ver
con el gobierno del buque.

  Desplazado a estribor por culpa de la pista.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Interior del primario de vuelo del R-11 Príncipe de Asturias.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Lugar desde donde se gobierna el buque insignia de la Armada.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)


Aviso a tener en cuenta por la tripulación durante mal tiempo.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

El R-11 Príncipe de Asturias está equipado con los siguientes sensores:

- Radar aereo: Hughes AN/SPS-52C, tridimensional y alcance de 439 Km operando en
   bandas E/F.
- Radar superficie: ISC Cardion AN/SPS-55, bandas I/J.
- Control de aeronaves: ITT AN/SPN-35A, banda J.
- Control de fuego: 4 Sperry VPS 2 (Meroka), banda I.
                              RTN 11L/X, alerta misiles.
                              RAN 12L, banda L (designación y búsqueda para los Meroka).

Para la guerra electrónica cuenta con:

- 3 señuelos: 6 x FMC SRBOC Mk 36.
- Sistema acústico antitorpedos: SLQ25 Nixie, supresor de ruidos de casco y propulsores
   US Prairie/Masker.
- ESM/ECM: Elettronica Nettunel.

Motorización:

- 2 x turbinas de gas Bazán-General Electric LM2500+ en configuración COGAC.

Lo dota de una potencia de 46.400 CV con la que puede alcanzar 26 nudos de velocidad.
Tiene una autonomía de 6.500 millas (12.000 km) a 20 nudos de velocidad.

La dotación la componen 555 marinos, 208 grupo aéreo.

El lunes 30 de Mayo alrededor de las 18:00 horas el portaaviones de la Armada largó
amarras y ayudado por los remolcadores, que lo reviraron dentro del puerto, enfiló la
bocana y puso rumbo a Rota, lugar donde tiene su base.


Dejando su atraque ayudado por los dos remolcadores.
Foto: Mario Iorfida Álvarez.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

El personal formado en cubierta mientras se realizaba la maniobra.
Foto: Mario Iorfida Álvarez.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Saliendo por la bocana para poner proa en demanda de Rota.
Foto: Mario Iorfida Álvarez.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

* Gracias a José Rubia Trujillo y Mario Iorfida Álvarez por sus fotografías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada